jueves, 20 de abril de 2017

Crónica del Viernes Santo (I)

Y, cómo si la espera no hubiese sido larga cómo si hubiese sido ayer, amaneció el "viernes", despertó un nuevo Viernes Santo en la ciudad de Vera.

Y despertó con el aroma añejo, el que se transmite de generación en generación entre los veratenses, el aroma del "día" de la ciudad.
El espejo del hogar de cada Hijo, e Hija, de Vera mostraban rostros distintos: eran rostros de emoción, nerviosismo, recuerdos, enseñanzas, ay, esas enseñanzas que nos dieron y que, en muchos de esos hogares, ya se transmiten (pasando de alumno a maestro y siguiendo el ciclo de la vida),.., rostros que transmitían el sentir del alma, alma veratense que late cada mañana de Viernes Santo acompañando a ÉL, Nuestro Padre Jesús Nazareno, como fieles cirineos, en familia, en amistad, en hermandad, durante su pesada subida y acompañarlo mientras lo sentencian.

Al pisar las calles de la ciudad y tomar dirección a San Ramón, al jardín del Nazareno, su Glorieta, se vislumbró un espectacular amanecer que presagiaba una preciosa mañana de Viernes Santo veratense. Únicamente un elemento llamaba la atención: no se sentía ese fresquito de la mañana, esa pizca de humedad, una agradable temperatura reinaba presagiando una calurosa mañana y mediodía.

Ya en la calles del "Barrio de Jesús" latía Vera, con familias veratenses llegando a San Ramón desde ésta y aquella calle. La Banda Municipal de Música de Vera, con la estampa de toda la vida, sonaba calle La Plata arriba en ordinario.

Eran las 7:55 horas cuando Nuestro Padre Jesús Nazareno se asomaba por el dintel de la puerta a La Glorieta y se convertía en receptor de amorosas miradas y silenciosas oraciones.
Nuestro Padre Jesús Nazareno el pasado Viernes Santo
Foto: D. Antonio Ramírez Carmona
Sobre los hombros de su cuadrilla, hombres de trono, y tras la indicaciones del Sr. Capataz, D. José María Simón, a las 8:00 en punto el Nazareno comenzaba su "Subida de Jesús" escuchándose por parte de la Municipal de Vera los acordes de la marcha "Nuestro Padre Jesús". Ya estaba todo, todo tal cual nuestros padres nos lo han enseñado tras haberlo aprendido de nuestros abuelos que antes lo aprendieron de sus padres.... y, así, en dos mil diecisiete comenzaba una "Subida de Jesús" tan nueva cómo igual a la primera y Vera de testigo.

Vera, en hermandad, sin colores de ningún tipo, volvió a ser cirineo del Nazareno y volvió a caerse junto a Él tres veces, y tantas se levantó. Latió al unísono el corazón de la ciudad de Vera.

La Banda Municipal de Música de Vera acompañó magistralmente al Nazareno interpretándole muchas de las marchas propias dedicadas al Señor y otras cómo "Santo Traslado".
Nuestro Padre Jesús Nazareno entró en Plaza Mayor con los sones de la Agrupación Musical Virgen de las Mercedes de Oria, que seguidamente rezaría al misterio del Lavatorio, con las marchas "La Salve" y "Costaleros del Amor" enganchadas.

Estando ya Nuestro Padre Jesús Nazareno acompañado por su Madre, Ntra. Sra. la Stma. Virgen de las Angustias, el Sr. Cura-Párroco de la ciudad, D. Carlos María Fortes, dedicó unas preciosas palabras entorno a Jesús.
Seguidamente, nuestra Real Archicofradía tuvo la suerte de representar el perdido "Pregón del Ángel", pregón recuperado éste año y maravillosamente interpretado por una joven niña nazarena (la cual, cómo era tradición, iba vestida de ángel junto a otro joven nazareno).
A continuación, se realizó el "Pregón del Judío" quedando todo tal y cómo nos lo enseñaron, y viviéndolo tal y cómo lo sentimos los veratenses.


lunes, 3 de abril de 2017

Crónica del quinto ensayo

A las 20:38 horas del pasado viernes, día treinta y uno de marzo, se escuchaban en La Glorieta los acordes del Himno Nacional interpretados por la Banda Municipal de Música de Vera a nuestro Sagrado Titular, Nuestro Padre Jesús Nazareno, quién se asomó a su centenario jardín para recorrer, inmediatamente, las calles del barrio y de la ciudad en Solemne traslado hasta la Iglesia Parroquial. Sin duda, éste traslado es síntoma inequívoco de que la Semana Santa ya está aquí, a vuelta de una revirá en la esquina.

Antes de iniciar su camino a la Iglesia Parroquial se produjo el estreno de una nueva marcha dedicada a ÉL, "Señor de Vera", compuesta por el veratense D. Juan Fco. Soler Rodríguez, músico, compositor y director de la Banda Municipal, además de hermano de nuestra Real Archicofradía. La marcha recibió la aprobación, en forma de unánimes aplausos, de los allí presentes.


Nuestro Padre Jesús Nazareno recorrió las calles de la ciudad produciéndose el encuentro con Ntra. Sra. la Stma. Virgen de las Angustias en la sede canónica de ésta, un siempre esperado encuentro entre Hijo y Madre. Desde la ermita de la Virgen ambas imágenes siguieron el camino hasta la Iglesia Parroquial.


i-parihuela lista para el trabajo
Foto: D. Antonio Ramírez
Últimos retoques
Foto: D. Antonio Ramírez
Tras finalizar el traslado la Cuadrilla comenzó a congregarse en San Ramón siendo las 21:56 horas cuando sonaba el martillo de la i-parihuela. Primeras palabras del Sr. Capataz, levantá a pulso aliviado y primera chicotá con la marcha propia de Santa Cruz "Relictus".
En Plaza de San Ramón nueva levantá a pulso aliviado y sones trianeros, "El Alma de Triana", para encarar y afrontar la exigente subida por calle San Ramón:
- "Éste es el pasito, uno detrás de otro, siempre ganándole" -se iba mandando debajo durante la chicotá.

Subiendo por calle San Ramón
Foto: D. Antonio Ramírez
Salvada la parte de fuerte pendiente de la vía y aún en calle San Ramón, en la antesala de lo alto del Barrio de Jesús, primera orden de la noche de levantar al cielo:
- Venga, Cuadrilla, habéis entrado de escándalo en el ensayo. Vamos con el primero al cielo, ¡ con fuerza y decisión!, ¡¡tooos por iguá!! -habló el Sr. Capataz a la Cuadrilla.
Una buena levantá al cielo y marcha el "El Amor" para trabajar en las dificultades del Barrio de Jesús y revirar en la entrada a calle Inclusa en una dura y muy técnica chicotá que la Cuadrilla trabajó con esfuerzo y concentración máxima.

Lavantá en calle Inclusa al cielo y chicotá en sus adoquines con "El Cáliz", en una chicotá disfrutada y trabajada por igual, elegante, siempre ganándole terreno.... "derecha adelante, izquierda atrás", se mandó en los últimos compases de la marcha delante de la Capilla de San Agustín, al tiempo que finalizaba la marcha y comenzaba otra: "En el Cielo de tu Gloria" para seguir trabajando la Cuadrilla la revirá, la larga chicotá, y entrar por derecho en Plaza del Hospital hasta quedar arriados en calle Juan Anglada. Gran y exigente chicotá.

Revirando frente a Capilla San Agustín
Foto: D. Antonio Ramírez
- Cuadrilla, va de lujo. Seguimos que vamos a llegar a Plaza Mayor. Con fuerza y decisión arriba. -avisaba el Sr. Capataz antes de mandar una nueva levantá al cielo.
Los acordes de "Viacrucis de la Salud" acompañaban el sonido provocado por los botines en los adoquines del centro de la ciudad hasta quedar la i-parihuela arriada en Plaza Mayor.

Rápidamente tres toques de martillo anunciaban una nueva levantá y chicotá:
- Cuadrilla, éste cielo en el corazón de la ciudad se lo vamos a dedicar a nuestros pateros, Lorenzo y Yiyo, que en el día de hoy cumplen años. Va por ellos. Con casta y decisión arriba. -dedicó el cielo el Sr. Capataz.
Tras la buena levantá la Cuadrilla reviró a calle Mayor con el clásico "El Desprecio de Herodes".


Nuevo cielo y chicotá de bajada por calle Mayor con "Cristo del Amor", otro clásico, para una gran chicotá trabajada siempre con los kilos bien arriba, bajando hasta quedar arriados en la antesala de Plaza Sol.
Otra chicotá más, ésta vez para revirar a calle Sol, con la marcha "Arrepentimiento" quedando arriá la i-parihuela justo antes de la calle Soledad y siendo el momento escogido por el Sr. Capataz para dar un descanso, aprovechándose la ocasión para comentar a la Cuadrilla varios temas del inminente Viernes Santo así cómo la Coronación Litúrgica del, (D.M.),  próximo mes de octubre.

Bajando calle Mayor
Foto: D. Antonio Ramírez
Los relojes marcaban las 23:20 horas cuando se reanudaba el trabajo con una levantá al cielo dedicada por la Cuadrilla al cuerpo de capataces (especialmente al Sr. Capataz porque la semana pasada celebró cumpleaños), avanzando la Cuadrilla por calle Sol hasta, nuevamente, quedar arriados en lo alto del Barrio de Jesús con el clásico "Silencio".
Levantá al cielo y, otra vez, la pendiente y el desnivel de calle San Ramón que esperaba. Marcha clásica "Medea" y trabajo clásico de la Cuadrilla, esto es, concentración, casta, andar elegante pero decidido,.... gran chicotá sin duda.

Madre de la Piedad
Foto: D. Antonio Ramírez
Penúltimo cielo y penúltima chicotá para con "La Pasión" quedar la i-parihuela arriada frente a las dependencias de la Cofradía.
Nuevos toques de martillo que anunciaban la última chicotá, el último esfuerzo de la noche, finalizando el gran ensayo con una revirá espectacular con "Ave María", dos veces seguidas, quedando la i-parihuela perfectamente arriada a las 23:40 horas.

Así acabó el quinto ensayo de Cuaresma tras una hora y media y catorce marchas trabajadas.

Fieles a la tradición la Cuadrilla compartió aperitivos en la casa de hermandad en la Tertulia Cofrade "El Vaso del Baraza", en lo que también fue una espectacular "chicotá" e, incluso, se cantó el feliz cumpleaños a nuestros hermanos que también, cómo no, soplaron las velas de la tarta que se había preparado.

Nuestra sección del sahumerio y el ciriazo cada ensayo se hace más difícil de deliberar puesto que los hermanos vienen enchufados: unos haciendo méritos para el sahumerio y otros luchando lo indecible por no meter la pata.... Aún así, y por esperada y comentada ésta nuestra sección en la Cuadrilla, nos vemos obligados a "repartir", cariñosamente hablando.
En el quinto de Cuaresma el sahumerio ha recaído en.......... D. Antonio Ramírez, fotógrafo oficial de la Cuadrilla y que siempre pone su grano de arena, siendo uno más de la familia, aunque, D. Antonio, éste año las almendricas.... se echan en falta; en cuanto al ciriazo cada vez es más complicado y en ésta ocasión el ciriazo es para el injusto paso del tiempo (cuando es Cuaresma claro) pues sin darnos apenas cuenta tan sólo queda un ensayo.....